Así que, mis queridos hermanos, como han obedecido siempre —no sólo en mi presencia sino mucho más ahora en mi ausencia— lleven a cabo su salvación con temor y temblor,13 pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad. – Filipénses 2:12-13

Recuerdo cuando dediqué mi vida a Jesús, fui muy celoso, tratando a cambiar mi actitud, mi forma de ser, mis acciones en una forma muy rígida.  No quiere decir que está mal tratando a cambiarse, pero necesitamos dar cuenta que la obra de Dios tiene mas que ver con nuestra transformación que los cambios que yo trato de implementar.  Quiero decir que es importante reconocer la obra del Espíritu Santo en nuestras vida.  Aquí le dejo con un acrónimo que les ayudaría con esto: M.A.P.

Misterio – El autor Richard Foster es su libro “Celebration of Discipline” compara nuestra relación con Dios con un granjero cultivando la avena.  El granjero puede arar la tierra, poner fertilizante, dar agua, quitar malas hierbas, y matar los vichos – pero no puede ser nada para que crezca la avena.  En tal manera, nosotros debemos prepararnos leyendo la Biblia, orar, tratar a cultivar una espiritualidad sana; pero es el Espíritu Santo que nos hace crecer — esto es el misterio de la obra de Dios en nuestras vidas.

Aventura – Lo más que conocemos a Dios y crecemos en nuestra relación con Él, Él nos llevará en aventuras de su reino.  No quiero decir que todo siempre va a ser una aventura fantástica con mucho reisgo – pero en poner nuestras vidas en sus manos, Dios nos llevará a lugarres y situaciones donde tenemos que poner más fe y confianza en Él.

Pasión – En Salmos 116:1-2 dice, “Yo amo al Señor porque él escucha[a] mi voz suplicante. 2 Por cuanto él inclina a mí su oído, lo invocaré toda mi vida.” Lo más que conocemos a Dios, lo más vamos a enamorarnos con Él.  Con cada paso que tomemos en nuestra fe, conocemos mejor de su ser, de su misericordía, y de su compasión — que resulta en una pasión más grande para Él.

**Lee Filipénses 2: 12-18**

**Ahora toma un tiempo para escuchar la voz de Dios**

Advertisements