Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos,[a] y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.13 Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas. – Hebreos 4:12-13

¿Por se acaso necesitan sabiduría para sus vidas para decisiones importantes?  ¿Por se acaso quieren concocer la voluntad de Dios para sus vidas?  ¿Por se acaso necesitan aliento para tiempos difíciles de la vida?  Pueden encontrar las respuestas de la mayoria de esas cosas en la Palabra de Dios.

Es necesario para invertirnos en oir, leer, estudiar, y memorizar la Biblia; porque como dice los versículos en Hebreos la palabra es viva y poderosa para nuestras vidas.

Oír la Palabra – Los científicos dicen que recordamos un promedio de 10% de lo que escuchamos, y para muchos, como yo, somos aprendedores auditorios.  La Biblia dice en Romanos 10:17: “Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo” – es importante invertir en escuchar sermones y testimonios para conocer mejor la Biblia.

Leer la Palabra – Los mismos científicos dicen que recordamos un promedio de 25% de lo que leimos.  La Biblia también dice en Deuteronomio 17:19 “Esta copia la tendrá siempre a su alcance y la leerá todos los días de su vida. Así aprenderá a temer al Señor su Dios, cumplirá fielmente todas las palabras de esta ley y sus preceptos.”  La palabra de Dios es un fuente de sabiduría y guianza para la vida – debemos leerla.

Estudiar la Palabra – También dicen que recordamos un promedio de 50% de lo que estudiamos.  Por ejemplo, a veces nos ponemos de estudiar las letras de canciones de nuestras artistas favoritas – escuchamos las canciones muchas veces, entramos en sus sitios de web, y enteramos de sus vidas cotidianas.  Volvemos hacer estudiantes de esos artistas y su trabajo!  En la misma manera deberemos ser estudiantes de la palabra de Dios.

Memorizar la Palabra – Dice la Biblia en Salmos 119:11 “En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti.” Si tomamos el esfuerzo para memorizar la Palabra y cuidarla como el salmista dice, nos ayuda vivir una vida recta adelante del Señor.

**Toma un momento para hacer el compromiso de ser estudiantes de la Biblia – tal vez con un plan fijo de lo que vas hacer.**

Advertisements