Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas *pruebas,3 pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia.4 Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean *perfectos e íntegros, sin que les falte nada. – Santiago 1:2-4

Creo que todos podemos decir que no nos gustamos de exámenes.  Recuerdo cuando era las semanas de exámenes en la universidad – todos era estresados, cansados, y con pocas horas de dormir.  ¿Pero porqué dice Santiago aquí en los primeros versículos de su carta para considerarnos dichosos cuando nos enfrentamos con diversas pruebas?  Creo que si somos muy honestos, la vida siempre nos da pruebas y a veces no son faciles.  Muchos de nosotros queremos una vida cómoda, fácil, y sin problemas pero en realidad nadie experimenta ese tipo de vida – todos sufren y todos tienen dificultad.  El dinero, un trabajo bueno o una relación con nuestras parejas no van a cumplirnos completamente para tener una vida sin problemas.  El secreto aquí es como aceptamos y confrentamos con tiempos difíciles – es nuestra actitud y corazón que deben ser gozoso por que creemos que nuestras vidas están en las manos de Dios.

Tener este tipo de fe no es automático – siempre he querido que habia una injección para poder tener fe así, pero es por una relación cercana con Dios en donde podemos experimentar esto – es un proceso.  Pero primero tenemos que confiar en la verdad de que Dios es nuestro padre fiel.  En esto tenemos que tener la fe que la obra de Dios en nuestras vidas no es basada en lo que nosotros queremos.  Dice en Isaías 50:10-11,

“¿Quién entre ustedes teme al Señor
y obedece la voz de su siervo?
Aunque camine en la oscuridad,
y sin un rayo de luz,
que confíe en el *nombre del Señor
y dependa de su Dios.
11
Pero ustedes que encienden fuegos
y preparan antorchas encendidas,
caminen a la luz de su propio fuego
y de las antorchas que han encendido.
Esto es lo que ustedes recibirán de mi mano:
en medio de tormentos quedarán tendidos.”

Tenemos que realizar que las maneras de Dios son más grandes y confiar en su fidelidad a nosotros – somos sus hijos!  ¿Qué son algunas pruebas que están experimentando?  ¿Cómo pueden confiar más en la mano de Dios en sus vidas?  ¿Cómo pueden cambiar su actitud para ser más gozosos?

Advertisements