Y nosotros, ¿por qué nos exponemos al peligro a todas horas?31 Que cada día muero, hermanos, es tan cierto como el *orgullo que siento por ustedes en Cristo Jesús nuestro Señor. – 1 Corintios 15:30-31

Muchos piensan que la gracia es algo lindo y nos hace sentir aceptados, satissfechos, y cumplidos ante de Dios – y sí es así, no se equivoquen.  Pero si vemos en profundidad la obra de la gracia en nuestras vidas, a veces no lleva a lugares de riesgo y tomar decisiones radicales para el Señor y creer completamente que Dios va a proveer y soportar todo.

Hace unos años que me fui a hacer caída libre, pusimos todo equipo de paracaídas, y nos subimos en el avión.  Cuando lleguemos a la altitud para brincar, fue primero – y cuando llegué a la puerta mi querido amigo Dave me dijo que tuve una cara muy espantosa, pero no por tener miedo – pero una cara de determinación un cara que estaba lista para morir.  No me dí cuenta de mi cara, pero sí sé que así debe ser nuestra fe con Dios – listo para brincar con determinación, con una fe completamente en Él, y con la esperanza de que pasa lo pasa vas a obedecer.

Así era la actitud de los heroes de fe que vemos en Hebreos 11:32-35a, dice que,

“¿Qué más voy a decir? Me faltaría tiempo para hablar de Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel y los profetas,33 los cuales por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia y alcanzaron lo prometido; cerraron bocas de leones,34 apagaron la furia de las llamas y escaparon del filo de la espada; sacaron fuerzas de flaqueza; se mostraron valientes en la guerra y pusieron en fuga a ejércitos extranjeros.35 Hubo mujeres que por la resurrección recobraron a sus muertos”

Pero sigue diciendo,

“Otros, en cambio, fueron muertos a golpes, pues para alcanzar una mejor resurrección no aceptaron que los pusieran en libertad.36 Otros sufrieron la prueba de burlas y azotes, e incluso de cadenas y cárceles.37 Fueron apedreados,[d] aserrados por la mitad, asesinados a filo de espada. Anduvieron fugitivos de aquí para allá, cubiertos de pieles de oveja y de cabra, pasando necesidades, afligidos y maltratados.”

¡Ouch! Este es un costo que a veces no hemos contemplado, pero así era las vidas de nuestros heroes de fe!  Hay dos cosas que Dios nos promesa de nuestra fe, uno es vamos a sufrir por Él y segundo que nos va a dar la fuerza para aguantar y durar cualquier tribulación por nuestra fe.  Cada paso que tomemos en una fe radical la presencia de Dios está con nosotros, y su Espíritu Santo nos da consuelo y la fuerza para seguir adelante.

¿Qué son los primeros pasos de una fe radical que Dios te está llamando a tomar?

**Quédense quietos para escuchar la voz de Dios y oren para dirección**

Advertisements