16 »Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo *unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. -Juan 3:16

A veces se dicen en el mundo cristiano que tenemos que movernos a pasar la cruz, es decir que no debemos quedarnos allí pero movernos a cosas mas profundas de Dios. La idea es interesante, que tal vez pensamos que en la madurez de nuestra fe no es necesario quedarnos en frente de la cruz, que existe mas a la vida espiritual que la salvación. Entiendo que lo que quieren decir pero a veces en la búsqueda de algo mas profundo, perdemos lo esencial: la cruz.

Creo que para mi ha sido una jornada similar, creo que con mis experiencias en la iglesia, con el ministerio, y mi fe personal; he llegado en un punto a no considerar que tan grande es la cruz, el sacrificio de Cristo, y la gran importancia de la salvación. No es que no di importancia a la cruz, pero cosas como la misiología, contextualización, utilizar diferentes formas de la iglesia o alabanza había tomado mas preferencia que lo básico de nuestra fe. Pero en realidad lo basico de nuestra fe es nuestra fundación y en el momento que perdimos esa perspectiva estamos en mucho peligro.

La cruz de Jesús nos muestra el gran amor incondicional de Dios, nos enseña sobre el perdón, y nos hacemos entender que el sacrificio de la obedencia. Bueno en realidad es mucho más, pero es un punto para empezar.

Recuerdo cuando recién recibí a Jesús como mi Señor y recuerdo durante tiempos de comunión en la iglesia o durante la Pascua que tanto lloré pensando en la cruz y todo lo que hizo Dios por mi. Me sentí tan agradecido y abrumado por el amor de Dios. ¿No han sentido así alguna vez?

Creo que es muy necesario para nosotros no perder la importancia de la cruz y como mostró Jesús su amor incondicional y tan grande para nosotros.

**toman un momento para reflexionar sobre la cruz y aceptar de nuevo el gran amor de Dios para nosotros, y hagan el compromiso para guardar esa realidad consigo por donde andan, y compartir lo con los quien Dios nos trae**

Advertisements