Sobre este tema tenemos mucho que decir aunque es difícil explicarlo, porque a ustedes lo que les entra por un oído les sale por el otro.[a]12 En realidad, a estas alturas ya deberían ser maestros, y sin embargo necesitan que alguien vuelva a enseñarles las verdades más elementales de la palabra de Dios. Dicho de otro modo, necesitan leche en vez de alimento sólido. – Hebreos 5:11-12

Cuando entré en el seminar estuve muy animado a estudiar la Biblia, pero al mismo tiempo creo que sentí que conocía muy bien la Palabra de Dios.  Entré a mis clases de nuevo testamento y abrió el profesor su Biblia griega y empezó a leerla, traduciendola al mismo tiempo!  Wow!  Me impresionó muchísimo como conocía la Biblia, y durante ese semestre empezé a ver que no conocía la Biblia como debía conocerla.  Y despues de seminario, ya trabajando en la iglesia – conocí a un gran amigo, y cada vez que hablaba sobre la Palabra de Dios tenia tanta pasión y memorizó versículos que fueron desconocidos por mi, él tenia una perspectiva muy padre de la Biblia y me enseñó muchísimo.

¿Cuál es nuestra actitud a ser estudiantes de la Palabra de Dios?  Veo muchas veces que no conocemos la Biblia y no la estudiamos como debemos.  He conocido musulmanes que conocían mejor la Biblia que yo!  Si queremos crecer en nuestra fe, debemos ser mas estudiosos de la Biblia, conocerla, memorizarla, intepretarla bien.  Muchos dicen que no tienen tiempo para leer – a ellos sugiero que encuentran la Biblia en audio; si no tienen tiempo de leer a lo menos pueden escuchar.

Nuestra madurez en la fe no solamente es medido por nuestro con nuestro conocimiento de la Biblia, pero también es por ver nuestra actitud al pecado en nuestras vidas.  Escuché una frase que dice, “Dios no odia al pecador, pero odia el pecado.”  Bueno esto nos hace sentir y entender la gracia de Dios, pero a la misma vez creo que nos enseña de como debe ser nuestra actitud al pecado en nuestras vidas.  Debemos odiarlo como Dios, pelear contra ello y dejar que toma ventaja de nosotros.

¿Quieren crecer en su fe y no seguir en la infancia de su relación con Dios?  Estudien la Biblia y confrenten el pecado en sus vidas.

Advertisements