Pero lo que sale de la boca viene del corazón y contamina a la persona. – Mateo 15:18

Aun han escuchado “Cuidado con sus pensamientos, porque se van a convertir a palabras; cuidado con sus palabras porque se van a convertir a acciones; cuidado con sus acciones por que se van a convertir a carácter; y cuidado con su carácter por que va a convertir a su destino”. Creo que tiene mucha validez estas palabras, son muy similares a las palabras de Jesús. La intención de Jesús con sus palabras es ver el corazón del hombre, porque es la fuente de nuestras palabras y pensamientos. En el libro de Sanitago en la Biblia nos da una fuerte advertencia con nuestra lengua, que debemos ser muy cuidadoso con ella, porque puede causar muchos problemas.

Si podemos hacer honestos, debemos tratar a ver que los estamos pensando y las palabras que salen de nuestras bocas. Una manera de hacerlo es por las próximas 24 horas, tratan de escribir todos los pensamientos o palabras que hablas en un papel, siendo lo mas honestos que puedan, creo que entonces vamos a ver la realidad de nuestra corazón.

Espero que este ejercicio no les van a desanimar demasiado, porque hay una esperanza que recibimos en la Palabra de Dios. Dice la Palabra en Salmos 51 “crea en mí un corazón limpio/puro, o Señor, y renueva la firmeza en mi espíritu.”. Solamente Dios puede crear en nosotros un corazón limpio atrás vez por su espíritu, tenemos que invitar esa limpieza, someternos a la obra de Él en nuestras vidas, y seguir en los pasos que Él nos guía.

¿Pueden hacer el compromiso de escribir todos los pensamientos y palabras y hablas en un papel por un día? ¿Pueden invitar al Espiritu de Dios en sus vidas para empezar su obra de limpieza, señorío, y guianza?

Advertisements