Category: Uncategorized


After watching a documentary on the life of Gandhi last night I was blown away again by his ability to move a nation that suffered so much oppression from British Imperialism. MLK stated that Jesus gave him the message and Gandhi gave him the method; it was a method of non-violence. A quote from Gandhi, “Nonviolence is the greatest force at the disposal of mankind. It is mightier than the mightiest weapon of destruction devised by the ingenuity of mankind.”

I believe that our natural assumption when addressing issues of injustice is that we should employ power and authority to achieve significant change. Not that those methods are ineffective, yet those methods are in the hands of a very few; and the masses are uninvolved (other than elections or other bureaucratic processes). How can “power” be returned to the “people”?

In today’s online society, we have the tools in hand to mobilize the masses and create movements to change social consciousness and bring political pressure. Media is a powerful medium.

We are currently working on leveraging these networks to launch something that I believe needs to be addressed, so stay tuned…

Advertisements

Luego dijo Jesús a sus discípulos:    —Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme.25 Porque el que quiera salvar su *vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará.26 ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida? ¿O qué se puede dar a cambio de la vida?27 Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada persona según lo que haya hecho. _ Mateo 16:24-27

Lo hicimos, pueden creerlo?  Estas últimas palabras para mi son muy importantes.  Las palabras de Jesús en estos versículos son muy sencillos, si quieres ganar todo, vas a perder todo, y si pierdes todo para Cristo, vas a ganar todo.  Es una paradoja, porque toda la vida hemos aprendido lo contrario.  Pero en realidad en la economia de Dios, cuando sacrificamos todo y ponemos todo en las manos de Dios, Él como nuestro Padre fiel, nos proveerá todo lo que necesitamos. Aunque son palabras que pueden ser muy pesadas, tienen una verdad que tenemos que aplicar a nuestras vidas.

Una vez, cuando estuve en un congreso de liderazgo en Tailandia con otros misioneros, alguien hizo una pregunta a Nujon Singpila, el presidente de SDRF, una fundación en Tailandia que sirve la iglesia y comunidades marginadas.  La pregunta era, “Qué consejo das a lideres jovenes, qué debemos hacer para ser impactantes en nuestros ministerios?” Ella respondió con solamente una palabra, “morir”.  Si morimos, el mundo va ver a Dios en nuestras vidas y responder.  ¿Están listos?

Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo:

—Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las *naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo. – Mateo 28:18-20

Jesús despues de ser resucitado quedo parado por un cerrito afuera de Jerusalén.  Estaba listo para ascender al cielo, pero tenia unas últimas palabras para sus discípulos.  Estos discípulos nunca le entendieron completamente durante su ministerio, discutian entre ellos quien seria el más grande, cuando murió querían que Jesús sea el Rey, cuando les pidió a orar ellos durmieron, y cuando estaba en la cruz ellos le abandonaron.  Pero Jesús hizo algo incomprensible, se encargó todo el Reino en las manos de estos mismos discípulos!  Si los discípulos fueron empleados en cualquier compañía, organización, o iglesia creo que ya iban sido despedidos, pero no es como obra el Señor.  A pesar de nuestras debilidades, fallas, orgullo, o cualquier otra deficencia – es la voluntad de Dios de usarnos, y mas que eso encargarnos con todo su plan para redimir el mundo!  ¡Que plan estratégico!

Otra lección que tenemos en esta pasaje es la palabra “vayan”.  Jesús nunca dijo “cuando vayan” o “si vayan”, pero mas bien Jesús nos manda a ir, para nosotros no es una opción.  ¿Y cómo hacemos discípulos para Jesús?  El Dr. Hendricks, un profesor en el Seminario de Teologia de Dallas dijo, “Si quieren que gente sangran, tienes que tener una hemorragia”.  Cuando compartemos tenemos que mostrar con una pasión radical.

Pueden creerlo, el destino del mundo está en nuestras manos!

Jesús dijo a los sirvientes:

—Llenen de agua las tinajas.

Y los sirvientes las llenaron hasta el borde.
8 —Ahora saquen un poco y llévenlo al encargado del banquete —les dijo Jesús.

Así lo hicieron.9 El encargado del banquete probó el agua convertida en vino sin saber de dónde había salido, aunque sí lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. Entonces llamó aparte al novio. – Juan 2:7-9

Beth Moore es una escritora de estudios bíblicos y en uno de ellos escribe de una situación que escuchó la voz de Dios y tuve que obedecer. Ella estaba en un aeropuerto esperando para su vuelo cuando vió a un señor viejo sentado en su silla de ruedas solo. El señor tenía ropa vieja, pero lo que mas saltó a sus ojos era su pelo largo, no peinado, y sucio. Bety en ese momento escuchó la voz de Dios que le dijo a ir y peinar su pelo. Tenía mucha duda para hacerlo, y también mucha pena para hacerlo a un hombre desconocido en frente de tantas personas. Pero aun se le acercó y pidió en voz alta si podía tener el honor de peinar su pelo. El señor dijo que sí, y le dijo que tenía un cepillo en la bolsa. Beth empezó a peinar el pelo del señor y el señor empezó a llorar, diciendo que estaba separado de su esposa por muchos años y este viaje fue la primera vez de Verla por muchos años, y que no tenía la fuerza para peinar a su pelo y estaba muy preocupado en como se va a presentarse a su esposa así. Cuando terminó Beth, y entró en el avión, un sobrecargo le preguntó porque lo hizo y en ese momento tuvo la oportunidad de compartir sobre el amor de Dios. Para Beth, no conocía la visión grande, pero fue obediente aun.

Así era con los discípulos en estos versículos, Jesús les mandó hacer algo, los discípulos no preguntaban porque, y el resultado fue el primer milagro del ministerio de Jesús. Lo que podemos aprender de esta historia es tenemos que ser obedientes a la dirección de Dios en nuestras vidas, a veces no la vamos a entender ni conocer la razón o el resultado. Y muchas veces son cosas muy sencillas que Dios nos pide hacer, pero a la misma vez puede ser cosas que son difíciles de hacer o entender, pero Dios, por medio de nuestra obediencia, puede utilizar a nosotros.

Una vez un senador de los EU estaba visitando a Madre Teresa en la India, y la vió limpiando la heridas de unos léperos. El senador le comentó, “Madre Teresa no debes hacer esto!”, y en respuesta le dijo, “mi querido senador, no estoy llamada para ser existosa, estoy llamada para ser obediente.”

¿Pueden ser más sensibles a la voz de Dios en sus vidas, y responder en obedencia? ¿pueden hacer cualquier cosa aunque no la entienden porque?

»Y el que recibe en mi nombre a un niño como éste, me recibe a mí.6 Pero si alguien hace *pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar. – Mateo 18:5-6

Un gran misionero que dio su vida para el Reino era Jim Elliott, tenía mucha pasión y era un radical. Él oraba en esta manera, “Dios haz me un hombre de crisis. Para todos los que encuentro traen los a una decisión. No quiero ser como un poste en un camino singular, pero quiero ser como una ‘y’ en sus caminos para que deciden a girar al mundo o a Cristo.”. Creo que es una oración muy grande para hacer, pero en realidad debe ser algo oramos nosotros.

Hoy día existen muchos radicales, radicales políticos, radicales religiosos, etc. La diferencia de ser un radical para Dios es juntar el celo con la compasión. Muchos son muy celos, pero no tienen la compasión, y existen otros que tienen compasión pero no tienen el celo para Dios. El secreto el balancear los dos en nuestras vidas; ¿cómo lo hacemos? No creo que es algo directo, pero mas bien algo paradójico. En los versículos anteriores de la sección para hoy, Cristo esta confrontado por sus discípulos que querían ser gran parte de su Reino, para ellos pensaban que iba a ser un Reino político, y querían tomar puestos importantes y asegurar sus lugares. Cristo respondió diciendo que debemos ser como los niños (ver 5). Es muy similar cuando dijo si alguien quiere ser grande, debe ser el último.

Me gusta esta metáfora que utilizó Jesús, porque nos muestra como debemos ser. Un niño es completamente dependiente en sus padres – por todos sus recursos, dirección y protección. Es como en la película “El Principe de Caspian” cuando Lucy está parada alado de Aslan (quien representa a Cristo) lista para guerra con un multitud de los enemigos, y saca un cuchillo con una cara de determinación y certeza que iban a ganar. No necesitamos predicar como Billy Graham o ser un gran apóstol como Pablo – Dios hará la obra por nosotros y por medio de nosotros. Solamente tenemos que ser humildes y depender completamente en el poder de Dios.

¿Cómo pueden ser más como un niño, y depender completamente en la obra de Dios en sus vidas? ¿Cómo pueden ser un reto a los demás con su vida?

Pero lo que sale de la boca viene del corazón y contamina a la persona. – Mateo 15:18

Aun han escuchado “Cuidado con sus pensamientos, porque se van a convertir a palabras; cuidado con sus palabras porque se van a convertir a acciones; cuidado con sus acciones por que se van a convertir a carácter; y cuidado con su carácter por que va a convertir a su destino”. Creo que tiene mucha validez estas palabras, son muy similares a las palabras de Jesús. La intención de Jesús con sus palabras es ver el corazón del hombre, porque es la fuente de nuestras palabras y pensamientos. En el libro de Sanitago en la Biblia nos da una fuerte advertencia con nuestra lengua, que debemos ser muy cuidadoso con ella, porque puede causar muchos problemas.

Si podemos hacer honestos, debemos tratar a ver que los estamos pensando y las palabras que salen de nuestras bocas. Una manera de hacerlo es por las próximas 24 horas, tratan de escribir todos los pensamientos o palabras que hablas en un papel, siendo lo mas honestos que puedan, creo que entonces vamos a ver la realidad de nuestra corazón.

Espero que este ejercicio no les van a desanimar demasiado, porque hay una esperanza que recibimos en la Palabra de Dios. Dice la Palabra en Salmos 51 “crea en mí un corazón limpio/puro, o Señor, y renueva la firmeza en mi espíritu.”. Solamente Dios puede crear en nosotros un corazón limpio atrás vez por su espíritu, tenemos que invitar esa limpieza, someternos a la obra de Él en nuestras vidas, y seguir en los pasos que Él nos guía.

¿Pueden hacer el compromiso de escribir todos los pensamientos y palabras y hablas en un papel por un día? ¿Pueden invitar al Espiritu de Dios en sus vidas para empezar su obra de limpieza, señorío, y guianza?

Dios dijo: “Honra a tu padre y a tu madre” ,[a] y también: “El que maldiga a su padre o a su madre será condenado a muerte.” [b]5 Ustedes, en cambio, enseñan que un hijo puede decir a su padre o a su madre: “Cualquier ayuda que pudiera darte ya la he dedicado como ofrenda a Dios.” 6 En ese caso, el tal hijo no tiene que honrar a su padre.[c]Así por causa de la tradición anulan ustedes la palabra de Dios. – Mateo 15:4-6

Los fariseos en los tiempos de Jesús conocieron bien la ley de Dios.  La enseñaron, la memorizaron, y la escribieron sobre unos papelitos chiquitos y se los pusieron en unas cajitas chiquitas que se ataron sobres sus cabezas.  Sí lo hicieron, que raro no?  Pero aunque lo hicieron Jesús le criticaba diciendo: “¡*Hipócritas! Tenía razón Isaías cuando profetizó de ustedes:    8 »”Este pueblo me honra con los labios,
pero su corazón está lejos de mí.
9 En vano me adoran;
sus enseñanzas no son más que reglas *humanas.”

Jesús les criticaba porque seguian los mandamientos que les convenieron, y para los que no, no los seguian.  Puede ser lo mismo con nosotros con respeto a un mandamiento muy importante para Dios: honrar a sus padres.  Cómo lo hacemos?  Es importante a reconocer que dice “honrar” no realmente “obedecer”, deberemos vivr una vida que trae honra a nuestros padres.  Por ejemplo, ser un individuo que es respetouso, bien educado, y cortés – siempre trae honra a nuestros padres.  Si vivmos una vida recta y con integridad siempre traeremos honra a nuestros padres.  Ahora es muy improbable que nuestros padres nos va a pedir hacer cosas que no son buenas, pero en los casos que sí (por ejemplo, hacer cosas ilegales, dañar a otros, etc) debemos honrar primero a Dios.

¿Están honrando a sus padres con sus vidas?  ¿Existen acciones o pensamientos de sus vidas que no traen honra a sus padres?  Si es así, cómo pueden cambiar su actitud?

No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz sino espada. – Mateo 10: 34

¿Sí dijo estas palabras Jesús?  Creanme, sí son palabras que nos dijo Jesús, pero tienen que entender el contexto.  Jesús sí nos prometió paz en nuestras corazones cuando seguimos a Él, pero la realidad es que nuestro compromiso a Dios a veces traer división entre nosotros y nuestra familia.  Jesús sigue en el texto diciendo:

Porque he venido a poner en conflicto
“al hombre contra su padre,
a la hija contra su madre,
a la nuera contra su suegra;
36 los enemigos de cada cual
serán los de su propia familia”

Para muchos, seguir a Jesús signifíca que va a crear división en nuestras familias.  Puede ser que nuestra familia no estará de acuerdo con nuestra decisión a seguir a Cristo.  Es lo que quiere decir Jesús con estas palabras, que existe la realidad que pueda ver conflicto.

Personalmente, como me crié en una familia cristiana y también en una familia misionera, nunca tuve conflicto con mi familia en cuanto a mi decisión a seguir a Cristo como mi Señor.  Pero lo exttraño fue cuando hicimos la decisión a ser misioneros.  Para mis papas querían nada más que vivieramos una vida cómoda en los EU, tal vez sirviendo en una iglesia grande en la área de misiones – pero no como misioneros.  Cuando hicimos la decisión de venir a México, creyeron que iba a ser una fase de nuestras vidas, no algo que dedicaramos completamente.  Pero teniamos que ser firmes a la guianza del Señor en nuestras vidas, y no a los deseos de mis papas.

Puede ser que en sus vidas, sus decisiones de seguir a Cristo en una forma radical va a causar conflictos en sus familias.  Puede ser que no están de acuerdos con sus decisiones; pero quiero animarles a ser firmes con su compromiso con Dios.  Ahora, mis padres apoyan más a lo que estamos haciendo – hasta que quieren estar más involucrados en nuestro ministerio.  Siguen siendo firmes, y puede cambiar la mente de su familia.

¿Han tenido conflictos en sus familias por su compromiso al Señor?  Me imagino que ha sido difícil.  ¿Pueden ser firmes y fieles al Señor y tomar las palabras del Señor como conocimiento a la realidad que va a ver conflictos – y en respuesta seguir siendo fiel?

Día Trientaidos: El Ayuno

Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los *hipócritas, que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando. Les aseguro que éstos ya han obtenido toda su recompensa.17 Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara18 para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará. – Mateo 6:16-18

Por toda la historia de cristianidad, siempre habia la disciplina del ayuno.  Fue una práctica por siglos de nuestra fe, y creo que hemos perdido mucho de su sentido.  Primero creo que es importante a notar que Jesús en estos versículos dijo “cuando ayunas” no “si ayunas”.  Para Jesús ya es un hecho que vamos o debemos a ayunar.  Todos nosotros sabemos de esto de alguna forma u otra.  Por ejemplo, cuando tenemos que entregar un trabajo, si estamos estudiando para un exámen, si tenemos un proyecto para terminar en el trabajo – “ayunamos” de cosas que nos puede distraer: la tele, el internet, y otras cosas.  Un gran parte del ayuno es quitar las distracciones que nos impide a enfocarnos en Dios.  Aunque termina estos 40 días juntos, pueden compreter a seguir quitar las distracciones en sus vidas para enfocar en Dios?

Otro aspecto muy importante del ayuno es dominar nuestra carne.  El ser humano tiene muchos deseos, pero no todos son buenos, y muchas veces nos controlar nuestro apetito para llenar esos deseos.  La disciplina del ayuno es controlar la carne para no ser mandados por nuestros deseos pero para llegar a ser maestros de los impulsos que nos lleva a la tentación o el pecado.

Lo principal del ayuno (aunque sea por no comer o quitar otras distracciones en nuestras vidas), es enfocarnos en Dios, poder escuchar su voz, y conocer su voluntad.  Cuando tomamos la decisión para ayunar, tomamos la decisión de llenarnos y ser satisfechos completamente en el Señor y no de lo que nos ofrece el mundo.

¿Pueden seguir la disciplina de enfocarse en Dios?  ¿Qué son algunas otras disciplinas que pueden implementar a su vida para fomentar el crecimiento de su vida espiritual?

Y al orar, no hablen sólo por hablar como hacen los *gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras.8 No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan. – Mateo 6:7-8

Muy simplemente la oración es platicar con Dios.  Usualmente cuando oramos hacemos dos equivocaciones: usamos muchas palabras o no usamos suficientes palabras.  Algunos de nosotros pensamos que podemos forzar la mano de Dios cuando oramos mucho y fuerte – pero en realidad el propósito de la oración es poner nuestros corazones en linea con la voluntad de Dios.  Creemos a veces que la oración es una monedita que metemos en una maquina y recibimos una bendición o respuesta; no es una transacción es juntarnos con el corazón del Señor.

También, nuestras oraciones no deben de ser tan enfocados en nuestras necesidades – como dice Jesús aquí en estos versículos – el Padre ya sabe lo que necesitamos.  Si vemos muchas de las oraciones en la Biblia están focadas en la gracia y la adoración.  Unos tips muy buenos es organizar sus oraciones en esta forma: Adoración, Confesión, Gracias, Suplicación.  Primero, toman un tiempo de adorar a Dios, de su majestad y bondad.  Segundo, confiesan de sus pecados.  Tercero, oren una oración de gracia, dando gracia por todo lo que hizo el Señor en sus vidas.  Y último, tomar un tiempo de peticiones específicas.

Por último, una de las cosas más importantes de la oración es escuchar la voz de Dios.  No va ser fácil al empezar, pero es muy crítico practicarlo – porque tener una conversación con Dios significa que Dios tiene algo que decir a nosotros.

¿Cómo han equivocado con sus oraciones a Dios, y cómo puedes cambiar su forma de oración?  ¿Puedes tomar tiempo de practicar a escuchar la voz del Señor?