Latest Entries »

Más bien, cuando des a los necesitados, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha,4 para que tu limosna sea en secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará. – Mateo 6:3-4

La gente puede hablar de los que creen o valorean, pero al fin de día pueden conocer realmente lo que valorean viendo como gastan su dinero y como pasa su tiempo.  Es una realidad, por ejemplo (y fuera de trabajo y la escuela) como pasamos su tiempo? ¿Qué son las cosas que compras más?  Antes de mi accidente en mi moto, gasté mucho pero mucho tiempo en viendo motos en linea, leyendo sobre las motos, y comprando revistas de motos.  Era muy triste, porque lo estudié tanto que a veces pude distinguir motos por solamente escuchar su motor!  Despues del accidente, descubrí que tenia mucho tiempo (porque de fuerzas tuve que dejar cualquier cosa sobre las motos) y más tiempo para Dios.  También con los recursos financieros – empezé a ver como más invertir en el Reino y no en una moto.  Aunque este caso es muy extremo, de alguna forma o otra tenemos todos el mismo problema.  Si somos honestos y examinamos como gastamos nuestro dinero y tiempo es donde tenemos nuestros interéses.

En este pasaje en particular Jesús nos está enseñando a dar – y en secreto.  Es porque en estos días la gente anunciaban cuanto donaron a la iglesia.  También, en la iglesia donde me crié, el boletín dominical siempre tenia una lista de nombres con los montos que hicieron en ofrenda la semana anterior.  Lo que Dios quiere de nosotros es humildad cuando hacemos ofrendas.  Examinanse muy cuidadosamente y ver si les gustan recibir reconocimiento para cosas que haces; yo me encuentro en situaciones asi.  Nuestras ofrendas deben ser en humildad – sin hilos o condiciones de recibir una gracias.

Algunos otros versículos que son muy buenos también son:  “Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará.[b]7 Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría” – 2 Corintios 9:6-7.  Pablo nos está enseñando a dar en abundancia y con alegria.  No es solamente a la iglesia, pero también cuando ofrecemos lo que somos o tenemos a los demas.

El último punto es sobre nuestra mentalidad al respeto de los recursos.  A veces podemos tener una mentalidad de escasez al respeto o una de abundancia.  Es decir, si vemos cosas con escasez, siempre tenemos la preocupación que se va a agotar el dinero, la comida, el amor, la bondad, etc.  Al contrario, si creemos que Nuestro Padre tiene todo y nos da todo – no existe los límites y nos da más libertad a ser más generosos con nuestro tiempo, lana, etc.

¿Cómo está moviendo este mensaje en sus corazones?  ¿Cómo pueden comprometer ser más generoso?  ¿Cómo puedes cambiar a no tener una mentalidad de escasez para tener una de abundancia?

Advertisements

Queridos hermanos, ya que Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros. – 1 Juan 4:11

Jesús sigue insistiendo que cambiamos nuestros instintos, con el tema de amar a unos a otros. Ayer Jesús dio vuelta a la ley retribución y hoy da vuelta a la ley de exclusión. El ser humano trata a buscar semejanzas con otras personas, y empezamos amistades basadas en esas semejanzas. Pero creo el punto aquí con lo que nos quiere enseñar Jesús es amar los que son diferentes, o amar los que son difícil de amar. Siempre queremos que el amor o amistades sean bi-direccional, pero el amor que Jesús nos mostró no era así, amaba aunque la gente le rechazaban.

Aquí están algunos tips prácticos que pueden implementar:
1. Dejan que Dios les muestran quien deben de amar: oren y observen, porque Dios va a mover en sus corazones y mostrarles quien deben de amar
2. Hundirse en el amor de Dios: no podemos hacer estos con nuestra propia fuerza, meditan sobre versículos sobre el amor y la gracia de Dios
3. Tratan hacer todo posible de hablar con esa persona:
4. Escuchan: pregunta una buena pregunta y escuchan, y escuchan bien
5. Invita la persona a un grupo pequeño o a la iglesia.

¿Quién es la persona o grupo de personas que te viene a la mente? Hagan un compromiso de amar esas personas esta semana.

– Mateo 5:38-39

Nadie aprender a tomar la venganza, es algo natural de ser humano. Es fácil, la mayoría de nosotros hemos aprendido de mucho chico “si tu me dañas, yo te voy hacer lo mismo”. Cuando veo a mis hijos, encuentro lo mismo, cada vez que uno hace algo al otro, la respuesta es “ojo por ojo diente por diente”. Pero lo que nos enseña Jesús es algo que va al contrario del instinto humano – perdonar y no tomar la venganza. Requiere carácter extraordinario, pero creo que es lo que el mundo necesita. Martin Luther King dijo que no podemos pelear con la oscuridad con mas oscuridad, pero solamente con la luz podemos hacer desaparecer la oscuridad. En otras palabras no debemos pelear fuego con fuego, porque lo que resulta en mas fuego! Si existe alguien en sus vidas que tienen que perdonar, deben de hacerlo, y si alguien te hace mal, deben de responder con bendición, y si no lo hacemos puede pasar los siguientes cosas:

1. Sentimos amargos: si dejamos quedar esos sentimientos, puede llegar a ser el enojo y el odio
2. El odio nos separa de la gente: lo que resulta con el odio, aunque puede tomar un lugar muy profundo en nuestros corazones, el odio/enojo empieza hacer una muralla en nuestras vidas y nos separa de nuestros amigos.
3. Problemas psico-somáticos: si dejamos el odio/enojo en nuestros corazones, empezamos a sufrir por dolor físico, puede ser manifestado por problemas con la digestión, problemas con estrés, no poder dormir, y muchas otras cosas que afecta a nuestra salud.

Mas que todo, creo lo mas importante aquí es aprender completamente lo que es la gracia de Dios, si lo aceptamos en su totalidad entendemos lo que ser perdonado, y podemos perdonar. No dejan que marina el enojo en sus vidas, es peligroso, creen en la soberanía del Señor que Él pueda tomar la venganza para nosotros si es necesario.

¿Quién es alguien en su vida quien debes a perdonar? ¿Cómo puedes empezar practicar “dando la mejilla” en la vida diaria?

Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer que ni uno solo de tus cabellos se vuelva blanco o negro.37 Cuando ustedes digan “sí” , que sea realmente sí; y cuando digan “no” , que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno. – Mateo 5:36-37

Durante el tiempo de Jesús, muchas personas juraban para mostrar que tan serio hablaban.  Juraban sobre el templo, o el altar en el templo.  Hoy día también, hacemos lo mismo usando palabras “seguro” o “te prometo”.  Pero Jesús nos enseña a tener integridad con nuestras palabras, y seguimos lo que decimos.

Creo que este tipo de integridad es difícil para muchos, porque a veces es decir “no” porque no queremos ofender la otra persona.  Pero en realidad puede crear más problemas si no cumplimos con nuestra palabra.  Se puede considerar que es mentir – aunque suena fuerte, creo que tenemos que ser honestos.  Además, la verdad es más poderoso – y decir la verdad muestra carácter e integridad.

¿Cómo pueden ser más honestos y tener integridad con sus palabras?

Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.29 Por tanto, si tu ojo derecho te hace *pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él sea arrojado al infierno. – Mateo 5:28-29

Este hombre estaba obsesionado con el sexo, vivía solamente estar con su novia en la cama, siempre hablaba con sus amigos sobre el sex, y no le importaba si todos sus pensamientos eran capturados por ese tema.  Nunca era suficiente para él.   Pero un día, este hombre dió su vida a Cristo, y sus deseos fuertes fueron sometidos a la soberanía del Señor y la dirección de su vida cambió totalmente.  ¿Suena familiar esta historia?  ¿Suena como alguién que ustedes conocen?  Este hombre jóven vivió en el cuarto siglo en una ciudad llamada Hipona – el nombre de este jóven es Agustín de Hipona y era una de los lídered más influyentes en la historia cristiana.

La lujuria puede ser una adicción, no solamente para los hombres pero también para las mujeres.  A veces pensamos que la adicción tiene que ver solamente con las drogas, pero el sexo también puede ser una adicción por la adrenalina.  La lujuria es la creencia tener sexo con una persona te satisfacerará y te cunplirará.  Pero es una mentira – y si no la detienen – te llevará al pecado.  ¿Qué tan serio es este pecado?  Jesús creyó que es serio hasta el punto de decir que sacar y tirar el ojo que te causa a pecar en esta manera.  Además Jesús lo hizo más difícil porque dijo que no es la acción pero solamente el pensamiento de lujuria que es calificado como adulterio.

¿Estaba Jesús muy serio sobre este tema?  ¿Era un metáforo?  De cualquier manera, creo Jesús utiliza palabra muy fuertes sobre este tema porque quiere una devoción extremo a Él.  Él quiere que seamos puros en este sentido.  Pero en este sociedad es difícil de evitar contacto a tentación, pero sí podemos tratar a prevenir nuestra exposición a la tentación.  Pablo en 1 Corintios 6:18 dice “Huyan de la inmoralidad sexual”, no es parar por un momento para echar una vista, no es ver una página de web por un ratito; pero la instrucción es huir si fuera algo muy peligroso.

¿Cómo son algunas maneras práticas que pueden huir de la tentación?  ¿Qué significa ser puro en sus pensamientos y acciones?

»Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,24 deja tu ofrenda allí delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano; luego vuelve y presenta tu ofrenda. – Mateo 5:23-24

La visión de NEO en una palabra es la reconciliación: la reconciliación entre nosotros y Dios, atravez del Señor Jesús, y la reconciliación entre los seres humanos, realizado por perdón, justicia, y amor.  Con la reconciliación entre nosotros y Dios es algo que Jesús ya empezó en la cruz y por su resurrección.  Escuché un sermón de Brennan Manning, autor del libro “The Ragamuffin Gospel”, y dijo algo muy extraordinario y fue más o menos  así:  ¿Porqué creemos que la fe cristiana tiene que ver con nuestra piedad, fidelidad, o moralidad?  En realidad no tiene nada que ver con estas cosas – pero es completamente sobre el amor radical de Dios por nosotros.  La reconciliación entre nosotros y Dios ya está hecho, es cuestión de recibirla.

La reconciliación entre nosotros es diferente – pero no puede ser hecho en su totalidad sin experimentar lo que es la reconciliación con Dios.  Es decir, por el amor y perdón que hemos recibido por Dios debe ser el punto de despega para empezar a reconciliarnos con otros.  En este pasaje, Jesús está pidiendo que si creemos que hemos hecho algo mal a alguien, debemos tratar a reconciliar con él antes de venir adelante de Dios.  Ahora, no es si alguin nos hizo mal, pero si nosotros hemos hecho mal.  Este tipo de reconciliación empieza con nosotros – y es radical porque no somos perfectos, ni sabemos si hemos ofendido a alguien.  Creo que el punto clave aquí es ser conciente de nuestras palabras y acciones.  A la misma vez, Jesús no pone la condición que esa persona te perdona – y puede ser que no te perdonará; pero el punto es ir y pedir perdón.

¿Examínanse, hay personas en sus vidas con los cuales tienen que ir y pedir perdón?  ¿Cómo lo van hacer, y integrar la reconciliación en sus vidas?

Uno de ellos, *experto en la ley, le tendió una *trampa con esta pregunta:
36 —Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?
37 —”Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” [a] —le respondió Jesús—.38 Éste es el primero y el más importante de los mandamientos.39 El segundo se parece a éste: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” [b]40 De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas. – Mateo 22:35-40

Nuestra prioridad número uno en la vida es amar a Dios, suena simple verdad?  Pero porque es tan difícil para muchos de nosotros (incluyendo yo) realizar esta prioridad?  En 1 Juan 4:19 dice, “Nosotros amamos a Dios porque él nos amó primero“.  Jesús nos mostró su amor y como amar por lo que hizo en la cruz por nosotros.  En 1 Juan 3:16, también dice, “En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su *vida por nosotros. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos“.  Creo con todo mi corazón que Cristo nos mostró como amamos a Dios, es amar a nuestros prójimos.  Cuando Él mostró su amor por nosotros, pide que amamos a los demas con el mismo amor.

¿Qué significa par anosotros?  Creo que primero es que el amor significa sacrificio para otros.  Como Jesús nos amó y lo mostró en la cruz, debemos dar nuestras vidas como sacrificio a otros.  Tenemos que ofrecer nuestras vidas como un sacrificio.  Ahora no es simplemente morir por una persona, son los actos y actitud de ser sacrificio o serviente a los de mas.  Segundo, es ser obediente en el sacrificio, porque en realidad no va a ser fácil ser serviente a todos, pero Jesús obedeció al Padre hasta la muerte aunque podía en cualquier momento bajarse de esa cruz.  Debemos ser fiel a Dios en nuestro servicio a los de mas.  Tercero, creo que es muy importante ser perdonardor – lo vemos en la vida Cristo en la cruz cuando Él dice “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.”  Ofrecer perdón en cada momento del día en cada situación – es algo tan radical, pero eso va a ser la diferencia entre nosotros seguidores de Cristo.  Recuerdo lo que me dijo Janice cuando ella estaba detenida en migración, cuando estaba hablando con la abogada por el telefono y pidió por los nombres de las personas que estaban llevando; los de migración tenian miedo y no querian dar la información – y Janice respondió diciendo “no te voy hacer nada“.  Perdonar en momentos así, es dificil pero con el amor de Dios sí lo podemos hacer.

¿Qué son algunas maneras que puedes amar en sacrificio, obedencia, y perdón?  ¿Quienes son algunas personas en sus vidas que pueden amar en esta manera?

Los *maestros de la ley y los *fariseos llevaron entonces a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio del grupo4 le dijeron a Jesús:    —Maestro, a esta mujer se le ha sorprendido en el acto mismo de adulterio.5 En la ley Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Tú qué dices? – Juan 8:3-5

Una mañana, cuando Jesús estaba enseñando en el Templo, traeron los fariseos y abogados de la ley una mujer cachado en el acto de adulterio.  Si pueden imaginar el escenario con los gritos de la mujer, su cabello dehecho, y medio desnuda.  Ella se encontraba en el suelo, quieta, esperando la pena de muerte – pero algo milagroso pasa, nadie alzaba ni una piedra y Jesús luego le preguntaba, “—Mujer, ¿dónde están?[a] ¿Ya nadie te condena?
11 —Nadie, Señor.    —Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.
”  ¡Que grande es el amor y la gracia del Señor!  En realidad es muy difícil comprender completamente la gracia del Señor en su totalidad, pero es algo que tenemos llevar con nosotros cada día – vivir en ella en una manera diaria.  ¿Cómo lo hacemos?  Creo que el primer paso es reconocer que somos pecadores y estamos en gran necesidad de su gracia – porque en realidad no somos dignos de recibirla, aunque somos muy santos, nunca vamos a ser perfectos adelante de Dios, es por eso Cristo murió por nosotros.  Es como que Dios nos dió el boleto gratis para su Reino.  Segundo, creo que es vivir en su gracis cada día.  En la Biblia Pablo siempre refiere a los creyentes “en Cristo”; tenemos que vivir “en” o “por” la gracia que hemos recibido.  Terecero, tenemos que responder a lo que dijo Jesús a la mujer “no vuelva a pecar”.  Ahora creo que es imposible para hacer esto solos, seguimos pecando aunque no queremos.  Es aquí donde la gracia de Dios empieza a ser real en nuestras vidas – porque por la gracia de Dios recibimos el Espíritu para ayudarnos en momentos de tentación y el poder de vencer toda maldad en nuestras vidas.

Es una paradoja, porque la realidad es nos frustramos con nosotros mismos por no poder vencer al pecado en nuestras vidas.  Tenemos que realizar que el poder no está en nuestro esfuerzo, pero queda en el poder de Dios para transformarnos – según su plan, su horario, su poder.  En el momento que bastamos a luchar, y dependemos de Dios completamente es cuando podemos sentir la libertad que está en Él.  Tenemos que soltar el control a la obra del Señor.  También tenemos que reconocer que Dios no está en el negocio de cambiar acciones o moralidad, eso es la Ley; es por eso que Cristo murió en la cruz por nosotros – Dios está en el negocio de la transformación de vidas, una transformación de corazón, mente, y alma.  La verdad es que la gracia de Dios es tan poderoso que empieza a transformarnos internamente cuando la dejamos hacer su obra.

¿Pueden soltar su control?  ¿Qué son alguna maneras que puedes experimentar la gracia de Dios diariamente?  ¿Cómo pueden empezar a dejar al Espíritu realizar su obra de transformación en nuestras vidas?

No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica.  Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla. -Santiago 1:22, 25

Escuché una vez que la cristianidad no es un deporte de espectadores, mas bien es donde todos juegan.  Pero realidad, somos mas espectadores en el mundo cristiano – nos quedamos en nuestros asientos criticando la iglesia – sus programas, sus líderes, su visión… pero no nos involucramos para realizar un cambio.  O tal vez, estamos en la banca, si queremos ayudar pero no nos sentimos capaces.  Pero les quiero decir la verdad – todos nosotros tenemos el mismo llamado de ser sus testigos, de llevar a la práctica y acción la Palabra de Dios.

Sé que a veces peredmos un aspecto muy importante de nuestro estudio bíblico.  Un estudio bíblico bueno tiene estos tres componentes: la observación (¿qué está diciendo Dios?), la intepretación (¿qué significa?), la aplicación (¿qué significa para mi?); y usualmente va junta la acción con la aplicación – si no, entonces la palabra queda estancado en nuestras vidas.

Entonces pueden preguntar ¿qué puedo hacer yo?  Es facil, y Santiago lo describe mas abajo en este pasaje diciendo, “La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.”  Es ayudar los que están en necesidad y mantenerse puros.  Hay tantas personas alrededor de nosotros – y Jesús dice que cada acción de bondad que hacemos a los demas, la estamos haciendo a Él.  No sean como los fariseos, donde Jesús se los critican diciendo, “¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la *fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello.

¿Qué son algunas cosas que vas a empezar hacer para servir a los en necesidad (en el contexto de comunidad)?  Haz un compromiso con Dios en oración y compartelo con alguién.

Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual,[a] ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, *santo y agradable a Dios – Romanos 12:1

A veces pensamos que la adoración está reducida al culto dominical, o solamente algo que se realiza en la iglesia.  Pero aquí vemos a Pablo diciendo que nuestras vidas, nuestras vidas enteras pueden ser una adoración espiritual a Dios.  Cuando ofrecemos nuestras vidas al Señor como un sacrifico vivo es nuestra acta de adoración.  ¿Cómo podemos ser sacrificios vivos?  Creo que empieza en la convicción en nuestras corazones a no vivir por nosotros mismos, y empezar a vivir nuestras vidas por Dios: esta decisión (que más bien son decisiones pequeñas que hacemos en todos momentos del día) empieza a impactar nuestros pensamientos, acciones, etc. etc.

Lo padre de esto es que Dios nos da una promesa: “Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren.” – Juan 4:23.  Imaginanlo, Dios buscando a nosotros!  Usualmente estamos tratando a alcanzar a Dios, pero en el momento que le adoremos en espíritu y verdad – Él nos empieza a buscar a nosotros, no la vice-versa.

¿Cómo pueden empezar a adorar con su vida?  ¿Qué son algunas decisiones que tienen que cambiar para que alinearse con el Espíritu Santo?